Archivo de la etiqueta: Empresa familiar

Empresas Familiares: algunas definiciones

Porque no es lo mismo Empresa Familiar que Familia Empresaria, y muchas veces no entendemos el concepto “Protocolo Familiar“, “Consejo de Administración” y “Comité de Dirección“, aquí dejo un glosario de términos para entender el lenguaje de las empresas familiares.
  • Empresa Familiar: es una organización de carácter económico cuyo objetivo principal es la producción o comercialización de bienes o servicios, y cuya propiedad pertenece, en su totalidad o en su mayoría, a un grupo de personas unidas por un vínculo familiar, habitualmente los descendientes del fundador de la misma. Otros factores que suelen tenerse en cuenta para determinar si una empresa es o no familiar es que la mayoría de los órganos de administración y control sean nombrados por un grupo familiar o que algún miembro de la familia participe en dichos órganos.
  • Familia Empresaria: es aquella que es propietaria de una empresa familiar y que participa activamente en su gestión y gobierno.
  • Protocolo Familiar: es el documento en el que una familia empresaria pone por escrito las normas por las que se va a regir la relación de la familia con la empresa. Los protocolos familiares tratan temas de diversa índole, aunque los principales suelen ser: una declaración de los principios, valores y objetivos de la familia, la reglamentación del acceso de los miembros de la familia a puestos de trabajo en la empresa, la reglamentación de la retribución a los empleados familiares, prohibición de venta, recomendaciones para la resolución de conflictos, etc. El objetivo de establecer un protocolo familiar es dejar las reglas de juego claras para toda la familia involucrada en la empresa, de tal modo de evitar los conflictos familiares, especialmente a la hora de la sucesión.
  • 1era Generación: El Fundador. Es la persona que empieza una empresa desde cero. En general, suelen ser personas visionarias, con gran confianza en sí mismos y dotados de una enorme fuerza de voluntad y capacidad de trabajo. No siempre son comprendidos por los demás cuando inician su aventura empresarial. Normalmente dedican muchas horas a la empresa, y desarrollan casi todas las actividades de la misma, tanto ejecutivas como directivas. Al momento de la jubilación, les cuesta abandonar sus responsabilidades en la empresa porque sienten que es dejar a un hijo y porque temen no tener nada que hacer en el futuro.
  • 2da Generación: equipo de hermanos. Cuando se ha realizado la primera sucesión en una empresa familiar, nos encontramos con un grupo de hermanos accionistas. Aquí aparecen situaciones que no ocurrían con la generación anterior: una multiplicidad de accionistas aunque en un número reducido. Algunos de ellos probablemente sean gestores o empleados, otros no. En esta fase las empresas familiares pueden experimentar un gran crecimiento, pero el principal desafío sigue siendo la profesionalización de la empresa. Los roces entre hermanos y conflictos de interés son también temas importantes, sin embargo, aún son capaces de tomar decisiones en consenso.
  • 3era Generación: consorcio de primos. Las empresas familiares que están en la 3era generación suelen tener varios accionistas familiares en un número mucho mayor que en la etapa anterior. Estos accionistas, a pesar de familiares, no se conocen mucho entre ellos, por lo que la capacidad de comunicación y confianza entre ellos es menor que la de sus padres. En esta etapa, en donde los conflictos de interés se acentúan, es indispensable contar con una estructura organizativa, canales de comunicación adecuados y unas “reglas de juego” establecidas y conocidas por todos.
P.D. Extraído del blog empresaseinnovacion.blogspot.com, creado para la asignatura Empresas Familiares e Innovación del máster.
Anuncios

Éxito y fracaso de una empresa familiar

Nueve de cada diez empresas en América Latina corresponden a empresas familiares, según un estudio de Fundes, organización internacional que promueve el desarrollo competitivo de la micro, pequeña y mediana empresa en Latinoamérica. Impresionante, ¿verdad?

Ante este escenario que muestra la gran influencia de las empresas familiares en la economía mundial, José Ernesto Amorós, académico y director del Centro para el Emprendimiento y la Innovación (GEM) de la Escuela de Negocios de Universidad del Desarrollo, Chile, destaca que la importancia de las empresas familiares es que sus miembros trabajan en equipo y tienen lazos fuertes, suelen endeudarse menos que los que no lo son, debido a que generalmente cuentan con gran liquidez, incluso al grado de sobre capitalizarse y mantener dinero en “stand by”.

“Son menos burocráticas a la hora de tomar decisiones, y los miembros suelen ponerse la camiseta y adoptan una visión de largo plazo durante el arranque del negocio. Acá la lealtad, el compromiso y la dedicación al negocio son mucho más profundos y están más arraigados que en la empresa tradicional. Así la compañía puede capitalizarse y los recursos se reinviertan logrando crecimientos importantes en un mediano plazo”, agregó el director del GEM Chile.
Sin embargo, el informe precisó que 2 de cada 3 empresas familiares fracasan sólo en América Latina. ¿Por qué?

Para el socio director de Niethardt & Asociados Consultora de Empresas Familiares y miembro de Family Firm Institute (FFI), Ernesto Niethardt, “si bien la empresa familiar se caracteriza por estar conformada en sistemas como empresa y familia, esto es una fuente de ventajas competitivas a nivel empresarial, pero también de numerosas dificultades y conflictos derivados de la complejidad emergente de la superposición de sistemas con una marcada diferenciación de funciones, reglas, roles y contextos”.

Niethardt, afirmó que entre las desventajas de las empresas familiares se cuentan:

  • Una mayor tendencia a la autofinanciación y un menor acceso a las fuentes de financiamiento
  • Existen conflictos de intereses entre las necesidades de la familia y la empresa.
  • Los conflictos familiares pueden incidir en la empresa.
  • La falta de sucesores competentes y calificados.
  • Dificultad de atraer y mantener buenos directivos no familiares.
  • Mayor rigidez a los cambios, que se puede manifestar a la hora de introducir nuevas tecnologías, sistemas organizativos, planificación de la sucesión.

Como vemos, una empresa familiar tiene su lado bueno y su lado malo, pero sabiendo aquellos aspectos que podrían ser conflictivos en el futuro se pueden desarrollar acciones que permitan que la empresa continúe y que no sea fuente de conflictos familiares.

Fuente: Extraído de sitio web Educaméricas.

Link directo: http://www.educamericas.com/articulos/reportajes/claves-del-exito-y-fracaso-en-las-empresas-familiares